Tomas Kienast

Tomás Kienast en Senegal

Esta aventura no comienza en el viaje, sino mucho antes. La vida está colmada de causalidades (Y digo bien, causalidades y no casualidades), y es así que, de causalidad, conocí a Ana frente al edificio donde por causalidad ambos vivimos. Fue causalidad que en tiempos de desconfianza, me abrieran las puertas de su casa,...

Volver arriba